Érase una vez...


Érase una vez una niña perdida, alguien que no recordaba quien era. Solía llevar maquillaje y tacones altos, vestía la ropa que veía en las revistas, trabajaba para multinacionales y a veces se subía al podium de algunas discotecas. Jugaba el rol de chica guapa, moderna y exitosa en la sociedad. Solía estar muy ocupada, como forma de escapar de la realidad y los domingos esperaba a los lunes con ansiedad... los días se le escapaban, las semanas y los meses... solía creer en el tiempo, en la forma, en el espacio y se preguntaba si aquello era todo...

Pero simepre, antes de irse a dormir, encendía una vela, incienso, ponía su música chamánica y dejaba que su cuerpo se moviera y se expresara atrvés de la danza libre y el flow de su practica de yoga, acabando con sus meditaciones en las que perdía la noción de de su cuerpo, espacio y tiempo. Solía tener conversaciones con su interior através de mirarse através de los ojos en el espejo, escribir sus emociones en un diario. Solía escapar del mundo real comprandose un billete de avión a la otra parte del mundo. Le encantaba caminar descalza, bailar bajo la lluvia, sentirse salvaje en la naturaleza, mirar la luna llena y pedir deseos a las estrellas. Solía creer en sueños, en energía, en magia, en otras vivas, en almas.

Sí, hubo una vez que viví dos vidas. Una en el matrix del mundo y otra fluyendo con la magia en mis momentos de soledad y viajes. Pero un día la vida me empujó a decidir solo un camino y me puso bien claras las señales. Quizás fue el menos seguro, el más incierto, el más loco pero el real, el verdadero, aquel que pedía a gritos mi corazón.

Gracias magia por aparecer ✨💕

IT WAS A TIME...

It was a time that I didn´t remember who I was. I used to do my make up, wear high heels, very thight dreses, work in fashion companies, performe in some clubs and play the role of a beuty, fashion ans success girl in society. I used to be very busy on a way to run from my reality, and spend sundays with anxiety about mondays... I used to beliv3 in time, in weeks, in months...

But always, before go to sleep I used to put a candle, inciense, some chamanic music and let my body move and express through a freedom dance or a yoga flow, finishing with my meditation, losing the sanse of body, time and space. I used to have a conversation to myself looking through my eyes in front of the mirror and writte my feelings in a journal. I used to scape from the real world buying some fligh to the other part of the world. I used to walk with feet naked, drink coconat and dance under the rain in the jungle. I used to look the full moon, feeling it in my skin and speak to the starts, asking for my wishes. I used to belive in dreams, in energy, in magic, in other lives, in soul.

Yes, It was a time that I was living two lives. One in the matrix of the world and one in the dark space of my room and in my travels. But one day, unierse faced me to decide just one path and push me to the one. Maybe the crazy one, the risky, the weird but the one my heart was shouting me since long time ago.


7 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now