Viaje a Costa Rica 2020


Costa Rica fue mi siguiente destino después de México. Llegué el 11/02 a el aeropuerto de Alejuela, la gente le llama San José, pero realmente pertenece a Alejuela. Al aeropuerto me vino a buscar mi amigo Danny, un chico que había conocido por coachsurfing y que me ayudó a ir a Santa Teresa de la forma local. Normalmente la gente coge un shutle con aire acondicionado que tarda 6horas y cuesta 60$ pero también puedes hacer el trayecto en Bus en el mismo tiempo y por 15$. El bus llega a puntarena (3h) y allí se mente dentro de un Ferry que cruza hasta Paquera (1h) y allí te vuelves a subir al bus que te lleva a Santa Teresa (2h). Llegué a las 20h y Danny ya me había reservado un alojamiento, estuve mis primeros días en el Surf Break.

Costa Rica tal y como ya me habían dicho, es un país caro, el transporte, la comida, el hospedaje, las excursiones, etc... Por eso decidí pasar menos tiempo del previsto y en solo una zona, Santa Teresa y Montezuma. Sé que me dejé mucho por ver en ese país por lo que está pendiente regresar pero preferí disfrutar de mi tiempo allí en un lugar que tenía todo lo que andaba buscando, playas bonitas, paisajes y rutas increíbles, cascadas, olas perfectas, buen ambiente, puestas de sol increíbles y bonita energía.

Para alojarse recomiendo Casa Zen, Dos Monos y Pura Vida, yo me quedé en el último porque los dos anteriores estaban completos. Las habitaciones compartidas no bajan de 20€. No puedo recomendaros restaurantes porque todo me cocinaba el hostel y aun así comer no me salía nada barato porque el precio en el supermercado era más caro que en España. Yo compraba en Ronny el supermercado más famoso de Santa Teresa y donde se compra al son de bachata y Regetón.

Mis días en Santa Teresa eran de sueño, surf por las mañanas, yoga, paseos por la playa, paseos en moto, visitar cascadas, hacer snorkel, surfear a las tardes, hasta la puesta de sol y disfrutar en la playa junto a la hoguera de noches estrelladas. Tuve mucha suerte de conocer a Danny el cual es instructor de Surf y me llevaba a sus clases y me ayudaba a alquilar las tablas a precio de local. Él tiene moto para moverse y siempre me llevaba con él, lo que permitió descubrir muchas playas y descubrir Montezuma, el pueblo de al lado con increíbles paisajes, cascadas y enormes playas desiertas. Eso sí, siempre teníamos que ir bien protegidos en la moto con pañuelos e incluso gafas de buceo para protegernos del gran problema que hay en el asfalto con el polvo.

En mi retina se quedaron grabadas las tardes en el mar, con una energía indescriptible, cogiendo olas hasta que el sol se sumergía en el océano, con pelícanos volando a ras del mar, tortugas y en la orilla todo un bosque de palmeras que me tenía enamorada, no sabía para donde mirar porque todo era increíble…

Sin duda Costa Rica, bien hace honor a su nombre, hasta ahora no había visitado un lugar tan rico en paisajes como allí, y eso que solo visité una muy pequeña parte. Lo más parecido que había visto, en cuanto a paisaje se refiere, podría decir que es Sri Lanka.

Me despedí de aquél lugar con muchas ganas de él, sin haberme saciado, dudando si había hecho bien de irme tan rápido e ir a Cuba, Pero en el fondo de mi corazón sentía que tarde o temprano volvería.


20 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now