DESCUBRE QUE DOSHA PREDOMINA EN TI


En Ayurveda, nuestro cuerpo es nuestro vehículo en esta vida y nuestra misión es encontrar La Paz y la felicidad dentro de él. La salud es mucho más que la ausencia de enfermedades; es un estado de conciencia en el cual nuestros potenciales se manifiestan y, así, podemos encontrar el sentido último de nuestra vida. En esencia, se puede decir que el Ayurveda es la medicina de la conciencia, es una estrategia de salud para toda la vida, es una ingeniería del vivir.

Se conoce que las diversas causas de las enfermedades provienen de la pérdida del balance saludable de la unidad integral del ser de cada persona (Doshas) y de los elementos (agua, espacio, tierra, aire y fuego), los trastornos en las energías del cuerpo y de causas psicológicas. La diferencia básica entre la medicina moderna y el Ayurveda es que éste se centra en la salud, entendida como un bienestar físico, emocional y espiritual y no sólo se dedica a tratar enfermedades como sucede con nuestra medicina occidental.

La constitución individual o Prakruti en sánscrito, son las características físicas, mentales y emocionales que, según Ayurveda, definen a cada ser humano. La misma es el resultado de la combinación de los tres Doshas (Vata, Pitta y Kapha), que son tres energías o principios biológicos que gobiernan todo el organismo, y que tienen su origen en la combinación de los cinco elementos (éter, aire, fuego, agua y tierra).

Los cinco elementos, al igual que los Doshas, no son físicos ni visibles desde el punto de vista occidental. Son mas bien ideas o características que determinan y gobiernan las funciones físicas y mentales. Representan la energía etérea, gaseosa, radiante, liquida y sólida que se manifiesta a través de los Doshas, y están presentes en diferentes proporciones en el cuerpo humano y en todo lo que existe en la naturaleza.

En Ayurveda mantener un óptimo estado de salud y bienestar significa mantener los tres Doshas en perfecta armonía. Para ello es importante conocer sus características:

Vata Dosha: es la energía del movimiento, esta compuesto de éter y aire. De cualidad frío, ligero, móvil, seco, áspero y rápido.

Gobierna la mente, el sistema nervioso y representa el principio de movilidad que regula las actividades mentales y fisiológicas del cuerpo: los pensamientos, el respiro, los latidos del corazón, el peristaltismo, la circulación, así como los impulsos nerviosos.

Características físicas Delgados, muy altos o muy bajos, estructura muscular poco desarrollada. De complexión débil. Se agotan en seguida. Tienden a sufrir variaciones de peso. Huesos prominentes, articulaciones que crujen (traquean) siempre. Venas prominentes y marcadas. Piel seca, con tendencia a las arrugas. Dientes de diferentes tamaños, espacios entre estos, que se caen o que nunca salen. Ojos pequeños, que parpadean en continuación. Cejas y pestañas poco pobladas. Uñas que se parten, secas y acanaladas. De cabellos secos y crespos.

Características fisiológicas Tendencia al estreñimiento, heces duras, secas y en forma de pelotitas. Tendencia a acumular gas en el cuerpo. Apetito y sensación de sed variable, escaso. Tendencia a sufrir de insomnio Habla mucho, rápido, salta de un tema a otro sin coordinación. Se mueve rápido. Son rápidos pero vacilantes. Transpira poco. No soportan el frío.

Características mentales Tiene buena memoria a corto plazo, pero mala a largo plazo, olvida fácilmente. Disperso y con baja concentración. Mentalmente están siempre activos, imaginativos, rápidos pero tienden a dudar y a sentirse inseguros. Las personas de energía Vata son creativos, curiosos y aventureros por naturaleza. Disponibles, flexibles mental y físicamente.

Cuando están en desequilibrio tienden a sufrir de ansiedad, inseguridad y miedos. Se sienten insatisfechos, preocupados sin motivos. Los sentimientos y las emociones cambian continuamente, se sientes débiles, sin fuerza, confundidos, incoherentes. El desequilibrio de Vata se manifiesta en un incremento de su tendencia fisiológica al estreñimiento, al meteorismo y al insomnio. Se advierte mayor dolor en todo el cuerpo sobretodo al levantarse, rigidez, tensión muscular y nerviosa, dolor articular y artritis.

Pitta Dosha: es la energía de la transformación y del metabolismo. Esta compuesto de fuego y agua. De cualidad caliente, ligero, líquido, móvil, de olor intenso y ligeramente untuoso.

Pitta gobierna el sistema endocrino y digestivo, controla la temperatura del cuerpo, el apetito, la asimilación, la digestión y la absorción tanto de la comida como del conocimiento.

Características físicas De complexión media, y desarrollo muscular moderado. De resistencia moderada. Peso estable. Piel delicada, suave, cálida, sudorosa, fina y con pecas o lunares. Tendencia a sufrir problemas de acné y otros problemas de piel Dientes de tamaño moderado, encías que tienden a sangrar. De ojos tamaño mediano, sensibles a la luz y mirada penetrante. Uñas tamaño medio de color rosa. De cabellos finos, con tendencia a las canas y a la calvicie.

Características fisiológicas Orine y heces abundante y de olor fuerte. Apetito fuerte, buen metabolismo. Tiene buen dormir, duerme poco pero se reposa. Transpira mucho y fuerte. No soportan el calor.

Características mentales De buena memoria visual. Ambiciosos, perceptivos y rígidos. Les gusta dirigir, ordenar, tomar decisiones y están enfocados a la acción. Hablan solo de temas que le interesan, son agudos e incisivos. Orientado a metas. Son rápidos, precisos y seguros. De buena concentración y tiende a recordar los detalles.

Cuando están en desequilibrio experimentan fluctuaciones emocionales, irritabilidad, sudan en exceso, son impacientes, agresivos, celosos y críticos. Los signos físicos de este desequilibrio incluye problemas de piel: ictericia, erupciones, infecciones de la vía urinaria, fiebre, diarreas, acidez, ulceras gástrica y duodenal, fiebres, hipertensión.

Kapha Dosha: es la energía que da cohesión y estabilidad al cuerpo, y esta compuesta de agua y tierra. De cualidad frío, denso, firme, suave, húmedo y lento.

Kapha gobierna el sistema inmune, nutre el cuerpo, lubrica las articulaciones, da fuerza y vigor. Promueve la producción de nuevos tejidos, la reparación y la renovación celular.

Características físicas De complexión fuerte, músculos y huesos bien desarrollados pero no visibles. De muy buena resistencia física. De peso elevado con tendencia a la obesidad. Piel suave, fría, húmeda y gruesa. Dientes bien formados, fuertes, blancos. Ojos grandes, bonitos y en forma de almendra. De cabellos oscuros, lisos, bonito, abundante

Características fisiológicas Producción de heces y orina normal, aunque puede ser con moco, lenta, pegajosa y pesada. Apetito y digestión lenta pero firme, apetito ligado a las emociones. Tendencia a dormir mucho, profundo y en exceso, se mueve lentamente. Transpira poco

Características mentales Es lento en aprender, pero tiene muy buena memoria a largo plazo. Hablan lento, agradable, claro y melodioso. Concentración estable, recuerda la esencia de las cosas. De los tres Doshas, es el que menos fluctuaciones emocionales sufre. Es estable, tranquilo, leal, satisfecho, receptivo y saben escuchar.

En desequilibrio tiende al egoísmo, a la depresión, al victimismo, y al apego emocional y material. Se cansa de todo y no tiene interés por nada y por nadie. Es apático, perezoso, y se abandona. Los signos físicos de este desequilibrio incrementa su tendencia a acumular moco en todo el cuerpo especialmente en el estomago y el pecho. Sufre de congestión del pecho: gripes, resfriados, tos y dificultad respiratoria. Así como nauseas, anorexia, pesadez física y mental, digestión lenta, obesidad, retención de líquido.

La composición y cualidad de los Doshas definen el estilo de vida que promueve el mantenimiento de la salud. El principio que rige es el de iguales incrementa iguales, es decir; los alimentos y el comportamiento que tienen la misma característica de un Dosha, aumenta ese Dosha en particular. Por ejemplo, actividades que causen mucho movimiento como viajar, y/o alimentos de características espacio y aire, como granos y legumbres, elementos predominantes de Vata, alterarán ese Dosha incrementando su estado de ansia y agitación.

Como consecuencia si se quiere balancear un Dosha se debe promover un modo de vivir con características opuestas.

Los Doshas por naturaleza se desequilibran continuamente debido a diferentes factores: cambios en la alimentación, gestión de las emociones, actividades diarias, clima, horas del día, periodos de la vida, etc. Por ello Ayurveda hace énfasis en el cumplimiento de un régimen diario que mantenga e incorpore buenos hábitos para afrontar estos cambios continuos y hacer retornar cada Dosha a su punto de equilibrio.

Conocer la propia constitución individual, es decir saber cual es la combinación de Doshas predominante en cada persona, ayuda a definir las actividades físicas, la tendencia a determinadas enfermedades, los colores, la dieta correcta, etc., en fin toda una serie de información que puesta en practica permite llevar un estilo de vida armónico, sano y feliz.


29 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now